Almacén utilizando la manipulación continua mediante transportadores industriales

Cómo definir la manipulación continua

18 marzo 2021

Si estás leyendo este artículo es porque, como a muchos profesionales de la logística y de la cadena de suministro, te interesan los avances del sector que nos ayudan a aumentar nuestro rendimiento. La manipulación continua es un elemento que aligerará el trabajo realizado en tu almacén logístico, aumentará tu productividad y te permitirá satisfacer la demanda y las exigencias crecientes del cliente moderno.

¿Qué es la manipulación?

La manipulación es la acción de manipular y desplazar mercancías, paquetes o palets, en un almacén, un centro de distribución, una fábrica u otro tipo de instalación. Puede ser manual, semiautomática o totalmente automática, requiriendo el uso de programas informáticos.

Como ya sabes, hoy en día utilizamos una gran cantidad de equipos de manipulación en nuestros almacenes, como la transpaleta, la carretilla elevadora o el apilador, así como otras soluciones de almacenaje automático, como el transelevador, el transportador o bien el carro motorizado. ¿Pero qué diferencias hay entre la manipulación tradicional y la manipulación continua?

¿Qué es la manipulación continua?

La manipulación continua es el medio utilizado para procesar flujos de mercancías o productos determinando su recorrido. Representa la evolución de la manipulación tradicional que estamos acostumbrados a utilizar en nuestros almacenes. Este proceso permite realizar acciones de almacenamiento, producción, recepción, preparación de pedidos, etc.

Para introducir un sistema de manipulación continua, deberás recurrir a programas informáticos, como el sistema de gestión de almacenes WMS, y a otras soluciones de almacenaje también automáticas.

Las principales razones que conducen a las empresas a utilizar soluciones de almacenaje de manipulación continua son reducir las distancias de los almacenes y aumentar el rendimiento y la calidad del trabajo proporcionado.

Diferencias entre manipulación continua y manipulación tradicional

MANIPULACIÓN TRADICIONAL MANIPULACIÓN CONTINUA
Hombre a Producto: los operarios se desplazan para almacenar o recoger las mercancías. De modo que los empleados hacen recorridos más libres y, por tanto, menos optimizados. Producto a Hombre: los operarios no se desplazan para recoger los productos. Las mercancías se mueven mediante transportadores y así los recorridos pueden ser más optimizados (gracias al WMS).
Manual o semiautomática Automatizada
La eficiencia depende de los operarios: de su experiencia, su habilidad con los equipos de manutención o los recorridos que sigan. Aumenta la eficiencia de los operarios: gestionan un mayor número de pedidos en un tiempo menor.
Se cometen errores en el picking por factores puramente humanos. El picking es más preciso: las etapas de preparación, clasificación y embalaje se perfeccionan.
Aumentan los gastos de explotación y los retrasos en las entregas: la manipulación tradicional requiere más recursos que la manutención continua. Se reducen los costes y los tiempos de entrega gracias a la optimización de los procesos.
Empeora la ergonomía y la seguridad de los empleados. Los operarios ponen en riesgo su salud con posturas inadecuadas y accidentes asociados a las carretillas. Se mejora la seguridad y la ergonomía en el trabajo. Los operarios se desplazan menos y se disminuye el riesgo de accidente.
Línea de montaje y producción: imposible con una manipulación tradicional. La manutención continua puede combinarse con una línea de montaje y producción.

¿En qué sectores se utilizan los transportadores?

Como ya habrás imaginado gracias a este artículo, asociamos principalmente la manipulación continua con el uso de transportadores industriales. Pero ¿qué campos de aplicación tiene? He aquí hay una lista de los sectores donde se usan muy a menudo:

  • La industria farmacéutica.
  • La industria automovilística.
  • La industria aeronáutica.
  • La industria de venta al por menor y distribución.
  • La industria agroalimentaria.
  • La industria de construcción naval.
  • La industria de construcción ferroviaria.

La aparición de la manipulación continua ha contribuido a aumentar el rendimiento de la logística interna de muchas empresas. Si a ti también te gustaría disminuir los desplazamientos dentro de tu almacén y reducir el esfuerzo que realizan tus operadores cuando llevan a cabo tareas, como la preparación de pedidos o la recepción de mercancías, que pueden satisfacer esta necesidad.